Rebeca Zarza: “La naturaleza siempre es una fuente inagotable de inspiración”

Para los que no conocen a Rebeca Zarza, os la presento: ella es diseñadora gráfica, se formó en la Escuela Superior de Diseño de Aragón (ESDA), y es una apasionada de la ilustración y el diseño de estampados. Los dos últimos años ha ganado los premios de diseño nacional Anuaria ORO a la mejor ilustración. Un reconocimiento que le ha llevado a plasmar sus estampados e ilustraciones en su marca personal de ediciones limitadas y papeles pintados www.rebecazarza.com. Conocí su trabajo en la última edición del festival Asalto de Arte Urbano, donde participó plasmando sus patterns en algunas de las paradas del tranvía de Zaragoza. Recuerdo que me hice una foto en una de las paradas, la subí a instagram y ella me respondió con gentileza; busqué más sobre su trabajo y me enamoré de sus dibujos. Luego por casualidad vino a un evento de networking que organicé y al conocernos en persona creo que me enamoré de su energía.

Meses después ¡Arrea! nos ha reunido a ella y a mí en un sitio muy inspirador, Terraluna. Una terraza tranquila en el corazón del parque zaragozano Castillo Palomar que nos recuerda a su trabajo de autora, a esas ilustraciones llenas de naturaleza e introspección. Allí combatimos el calor de estos días de julio con unas cervezas mientras conversamos acerca de sus comienzos, sus proyectos y su futuro.

 

Gerardo Maza: ¿En qué momento de la vida crees que te sedujo el diseño?

Rebeca Zarza: Creo que fue poco a poco, sin ser completamente consciente de ello. Recuerdo que cuando era una niña mi hermano tenía un bar y me encargaba hacerle los flyers de las fiestas que organizaban. Los dibujaba con un boli y los fotocopiaba. Esa fue mi primera introducción al diseño.

También hacía mis propias cintas de cassette. Dibujaba las portadas a mi gusto ya fueran de grupos, de audiciones… Yo misma las grababa, tenía 13 ó 14 años.

 

Gerardo Maza: ¿Y por qué elegiste la carrera de diseñadora?

Rebeca Zarza: No tenía claro qué escoger. Finalmente opté por el diseño porque era lo que más me atraía de todo lo que podía estudiar en Zaragoza, aunque también había contemplado la carrera de Bellas Artes pero tenía que irme a otra ciudad y no tenía recursos para ello.

Durante mi época de instituto había empezado a estudiar diseño, moda, corte y confección en una academia del barrio de la Magdalena. Sobre todo me gustaba customizar la ropa. Mi madre siempre me decía que me compraba la ropa para sufrir, porque después me pasaba horas pintándola, cortándola, cosiéndola…, hasta que la prenda quedaba a mi gusto.

Finalmente, cuando acabé el instituto me apunté a la Escuela Superior de Diseño de Aragón. No conocía el diseño como profesión y eso me generaba cierta inseguridad sobre mi futuro. En aquella época existía poca información, pero fui aprendiendo el oficio y cada vez me resultaba más interesante.

Gerardo Maza: Sabemos que en tu trabajo la ilustración marca un alto porcentaje del contenido de los proyectos, ¿disfrutas más ilustrando que diseñando?

Rebeca Zarza: Disfruto muchísimo ilustrando. Pero en mi caso no concibo la ilustración sin el diseño, ni el diseño sin ilustración. Cuando me enfrento a un proyecto ambas disciplinas son inseparables. Durante el proceso cada una es una herramienta para llegar a la solución, al resultado final. A veces utilizo la fotografía, con la ilustración o la tipografía. Voy jugando con distintos conceptos para desarrollar la idea y la ilustración siempre está ahí, forma parte de mí. Pero si veo que el proyecto también requiere de fotografía, vídeo o cualquier otra disciplina de comunicación colaboro con un gran elenco de profesionales. Creo que es importante que seamos conscientes de nuestras capacidades y apostar siempre por la calidad. Yo puedo asumir la dirección de arte de los proyectos, pero si requieren conocimientos en los que no soy una especialista siempre intento rodearme de los mejores.

Apuesto también por la ilustración desde el convencimiento de que el arte es una de las formas más universales de comunicar. La ilustración te permite experimentar para transmitir emociones o sentimientos, y es algo que intento aprovechar para comunicar de una forma más efectiva. También depende del tipo de proyecto que esté realizando, en algunos encaja mejor la ilustración y en otros apenas la utilizo.

Gerardo Maza: La gente te reconoce por los patterns, los motivos naturales, ¿cómo crees que has llegado a madurar ese estilo?

Rebeca Zarza: Lo he hecho incluso sin saberlo, intuitivamente. Muchas veces pienso que no tengo un estilo muy definido, pero en cambio la gente sí que reconoce mis ilustraciones. Creo que esa fue una de las razones para lanzarme a crear mi propia marca de ediciones limitadas y papeles pintados. En rebecazarza.com sí que doy rienda suelta a mi propio estilo, aunque incluso aquí quiero apostar también por colecciones muy distintas unas de otras.

En cambio, en el resto de proyectos profesionales como diseñadora gráfica e ilustradora no busco definir un estilo propio sino captar el espíritu del cliente, su idea o su sueño, y desarrollarlo tal y como él lo ha imaginado. Por eso a veces también trabajamos con paneles de inspiración. Cada trabajo es muy diferente y aunque pueda intuirse en algunos una misma impronta, trato de probar o experimentar como por ejemplo en los estampados para diseñadoras de moda. Eso sí, también hay clientes que vienen buscando mis ilustraciones y quieren que el trabajo sea, por decirlo de alguna manera, muy Rebeca Zarza.

 

Gerardo Maza: El slow design es un movimiento que tratas de integrar en tus proyectos. ¿Por qué? ¿Cómo lo haces?

Rebeca Zarza: Sobre todo porque es una apuesta por el consumo lento y por el diseño atemporal, centrado en las personas y no en el hecho de querer vender más y más. Creo que es importante que las personas centren nuestro trabajo y no el consumo.

La filosofía del slow design la conozco desde hace mucho tiempo, pero hasta que no me fui a trabajar a Bangkok no comprobé que podía aplicarse realmente en tu día a día. En 2013 estuve en uno de los mejores estudios de diseño de Tailandia y allí apostaban decididamente por el trabajo artesano, el producto local, por dar valor al tiempo; pensaban en la funcionalidad del diseño y huían de las tendencias. Entendí que sólo así logras que ese diseño perdure en el tiempo y que no dependa de los vaivenes de las modas pasajeras. Vivimos en una sociedad en la que estamos rodeados de información constantemente, de consumo rápido, y al final igual que la consumes, la desechas. Esa forma de trabajar me sorprendió y decidí traerme de vuelta esta filosofía. Es cierto que no siempre es fácil de aplicar, pero como mínimo realizas los proyectos con más responsabilidad y conciencia social.

Gerardo Maza: Cuando ilustras, ¿a qué puntos o referencias de inspiración sueles acudir con regularidad?

Rebeca Zarza: Cuando empiezo un proyecto casi siempre realizo un panel de inspiración con muchos y distintos conceptos. Busco ideas en libros, música, fotografías… Y la inspiración me puede venir de un campo distinto al que estoy trabajando en ese momento, como por ejemplo de la arquitectura. Hoy en día Internet es una fuente inagotable de referencias de todo tipo.

Pero todo tiene un proceso, no me siento y espero a ver qué se me ocurre. Asocio ideas siguiendo una serie de pasos y realizo un briefing. Llega un momento en el que necesitas ciertas imágenes o información, y sí que utilizo algunos puntos de referencia, como pueden ser libros que tengo en mi biblioteca. Pero cada trabajo es un mundo y pocas veces suelo seguir un proceso estandarizado.

Cuando hago algo más personal, como por ejemplo ilustraciones y estampados para mis papeles pintados, la naturaleza siempre es una fuente inagotable de inspiración a nivel de texturas, colores. Por ejemplo, con la diseñadora de moda granadina Pilar Dalbat, con la que llevo colaborando cuatro años, la arquitectura y el patrimonio cultural son grandes protagonista en los estampados, por los materiales, las líneas, etc. El proceso es maravilloso y sus desfiles espectaculares.

 

Gerardo Maza ¿Cuáles son tus próximos proyectos y qué más nos puedes contar de tu marca personal?

Rebeca Zarza: Estoy trabajando en proyectos editoriales y en la nueva portada de un disco. Cosas que vayan a salir pronto, por ejemplo, la nueva colección de Pilar Dalbat. También acabamos de colaborar con un estudio de interiorismo de Madrid e Ibiza al que le hemos diseñado papel pintado y tela para tapicería exclusivos.

Precisamente este último trabajo ha surgido a través de www.rebecazarza.com, mi marca de ediciones limitadas y papeles pintados que acabamos de sacar hace solo unas semanas. Mucha gente me animaba a través de las redes sociales o en persona para que plasmara todas esas ilustraciones y estampados en algún formato. Desde hace tiempo era una idea que me rondaba en la cabeza, sobre todo después de que en los dos últimos años haya sido reconocida con el galardón a la mejor ilustración en los Premios nacionales de Diseño Anuaria. Pero nunca sacaba tiempo suficiente. De pronto, a principios de año me llamaron desde el Mercado del Diseño de Madrid para ofrecerme un puesto donde exponer mis productos y decidí lanzarme. En sólo unos meses tuve que preparar las ediciones limitadas de láminas, tote bags y cuadernos de campo, y una colección completa de papeles pintados… Una locura, pero gracias a esa llamada por fin puse una fecha para dar forma a todo lo que tenía. Ahora puedo decir que www.rebecazarza.com ha estado en varios Mercados de diseño en Madrid y en Alicante en los que nos ha ido mucho mejor de lo esperado. Hemos tenido una acogida estupenda, con clientes internacionales, y con muchas personas que nos siguen. Ahora recién sacada la web ya se pueden adquirir todos los productos desde cualquier parte del mundo. Un trabajo muy duro, pero también muy gratificante en el que ya no estoy yo sola, sino que hemos formado un pequeño equipo para llevarlo adelante.

 

Gerardo Maza: ¿Algún consejo para diseñadores principiantes que quieran emprender como tú?

Rebeca Zarza: Que luchen por lo que quieren conseguir, independientemente de que la gente les diga que lo que están haciendo no les va a dar para vivir o infravaloren su trabajo. Sobre todo ser constante, tener muchas ganas de aprender y ser consciente de que es una ardua tarea en la que no se obtienen resultados de la noche a la mañana. Pero al final te vas haciendo un experto en tu trabajo, te vas posicionando y especializando.

Y sobre todo hay que ser humilde, crítico y saber escuchar. Muchas veces se nos olvida que nuestro trabajo es ayudar a otras personas a dar visibilidad a su proyecto, a comunicar un concepto y no a lucir nuestro trabajo.

Por otro lado, si realmente quieres hacer un proyecto y no estás capacitado para desarrollarlo, es mejor no cogerlo o ayudarte de otros profesionales especializados en la materia. Eso también te posiciona como un buen diseñador, honesto con lo que estás haciendo. Hay muchas personas con talento con las que puedes colaborar para que el diseño y el resultado final tengan la máxima calidad, porque por muy bueno que seas en un campo, si una parte de tu trabajo es mediocre estás devaluando el resto.

La entrevista terminó con fotos y vídeo hechas por mis compañeras de ¡Arrea! además de una charla muy interesante sobre emprendimiento entre ella, su responsable en comunicación y marketing y los tres arreadores que estábamos allí, con cervezas de por medio, una música exquisita y un excelente sabor de boca.

 

Rebeca Zarza es ganadora de tres premios nacionales de diseño Anuaria de Oro, dos de ellos consecutivos en 2015 y 2016 a la mejor ilustración. También estudió técnicas de estampación y grabado.

 

webs: zarzaestudio.es  (estudio de diseño), shop online rebecazarza.com


Entrevista: Gerardo Maza. Corrección de estilo: Sonia. Fotos: Marta Asensio. Vídeo y asistencia técnica: Elisa Sancho

Artículos relacionados

Deja un comentario